sábado, 27 de junio de 2015

¿Querés que te lo cuente otra vez?



Leyendo y curioseando en la biblioteca, los chicos descubrieron ¨Detrás de él estaba su nariz¨ (Ediciones Del Eclipse, 2008) de Istvansch. Este libro tiene la peculiaridad de ser un libro-objeto, y que no se parece en nada a un libro tradicional... por lo menos a simple vista. El libro es un estuche alargado con 8 cintas de papel, en cuyos extremos tienen un troquelado para poder encastrarlas y así formar una cinta de moebius. 

¨Recordemos cuál es la propiedad de la famosa cinta descubierta por los matemáticos Möbius y Listing: si se sigue la cara o el borde de una cinta de Moebius con un dedo, se alcanza el punto de partida habiendo recorrido “ambas caras y bordes”, por lo tanto, en una cinta de Moebius existe un solo borde, una sola cara y el viaje por ella puede repetirse al infinito. Es a partir de esta propiedad que Istvansch muy ingeniosamente construye sus historias tanto en el texto como las imágenes. Textos e imágenes, la lectura, la historia en sí pueden comenzar en el punto de la cinta que el lector elija, y pueden concluir del mismo modo. Así como está la increíble posibilidad matemática de que la lectura no concluya nunca. ¨  (Extraído de Revista imaginaria. Artículo realizado por Marcela Carranza. http://www.imaginaria.com.ar/2011/10/detras-de-el-estaba-su-nariz/).

Los chicos fueron armando las bandas y leyendo una y otra vez estos cuentos que nunca querían terminarse. 

Detrás de él estaba su nariz
que era tan pero tan larga
que cada vez que él se daba vuelta,
¡se asustaba!, porque se encontraba con que...

Detrás de él estaba su nariz
que era tan pero tan larga
que cada vez que él se daba vuelta,
¡se asustaba!, porque se encontraba con que...


Fue tal la fascinación que les propuse crear nuestras propias bandas, y cuentos para el próximo taller. 


Y ese  jueves...
Leímos otros cuentos de nunca acabar, de la tradición oral, que encontramos en ¨Lima, limita, limón. Folclore infantil iberoamericano¨ (Sm, Manuel Peña Muñoz).


José se llamaba el padre
Josefa la mujer
y al hijo que tuvieron le pusieron
José se llamaba el padre
Josefa la mujer...

Este era un rey que tenía tres hijas,
las metió en tres botijas
y las tapó con pez.

¿Quieres que te lo cuente otra vez?
Este era un rey que tenía tres hijas,
las metió en tres botijas
y las tapó con pez.
¿Quieres que te lo cuente otra vez?



Esta era una hormiguita que de su hormiguero 
salió calladita y se metió en el granero.
Se robó un triguito y arrancó ligero.
Salió otra hormiguita del mismo hormiguero 
y muy calladita se metió en el granero.
Se robó un triguito y arrancó ligero.
Salió otra hormiguita del mismo hormiguero...



Bartolo tenía una flauta
con un agujero solo,
y su madre le decía:
toca la flauta Bartolo
tenía una flauta
con un agujero solo,
y su madre le decía:
toca la flauta Bartolo
tenía una flauta...


Fuimos leyendo en voz alta cada uno de estos cuentos (y otros más), hasta que nos detuvimos a observar cómo estaban construidos... ¿Cuáles eran aquellas frases que daban pie para que volviera a empezar? 

Así fue que Morena, Dana e Iván crearon sus propios cuentos de nunca acabar...





Hubo una vez una niña
que se encontró con una foca y un delfín
que le contaron que
hubo una vez una niña
que se encontró con una foca y un delfín
que le contaron que...

(Morena)

La chica salió de su casa
se tropezó con una roca.
Quiso levantarla
pero lo impidió una marmota,
esta decía
la chica salió de su casa
se tropezó con una roca
Quiso levantarla
pero lo impidió una marmota
esta decía...

(Dana)

Un hombre caminaba pacíficamente hasta una esquina
en la cual se encontró con un cartel que decía...
un hombre caminaba pacíficamente hasta una esquina
en la cual se encontró con un cartel que decía...

(Iván)


Hubo un viento que soplaba letras
que contaban que
hubo un viento que soplaba letras
que contaban que...

(Morena)

A ella le gustaban los libros,
con los que pasaba todo el día
Noche y día leía
hasta que un mediodía,
encontró una nota que decía...

(Dana)

Un pájaro volaba entre un edificio y una casa
con la cual  chocó contra una ventana
y en otra parte del mundo
un pájaro volaba entre un edificio y una casa
con la cual chocó contra una ventana
y en otra parte del mundo...

(Iván)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada