sábado, 25 de octubre de 2014

Charlando con Magdi Kelisek

















Finalmente llegó el día esperado.

Con algunos de sus libros puestos sobre la mesa, le dimos la bienvenida.  

Los chicos fueron leyendo algunos libros de la biblioteca o de los que estaban en la mesa, mientras la esperábamos. 
Al llegar Magdi, ellos seguían leyendo, de a poco se fue acercando, y les contó cómo se llamaba. Ellos fueron dejando sus libros a un costado atraídos por las palabras que se estaban empezando a hilvanar en esa tarde. 

Charlaron  acerca de diferencias entre dibujos o fotos que se usan para explicar algo, e ilustraciones. Los chicos fueron pensando y aportando ideas, y Magdi también les iba contando, que las ilustraciones cuentan una historia también. Fue muy interesante cómo fueron pensando y construyendo un sentido a las ilustraciones. 
Si hacés un dibujo de una bicicleta, y después pensás quién la está usando, a dónde va, y a ese dibujo le agregás una vereda, cosas que hay en ese lugar, otras personas... Estás contando, estás ilustrando. 


Le mostramos unas ilustraciones que los chicos habían hecho, a raíz de una propuesta anterior, en la que como en el libro ¨Plutarco¨ (Saúl Oscar Rojas, Ediciones Del Eclipse), un ratón toma una tiza azul y dibuja una línea de la que empiezan a surgir muchos personajes. 

La propuesta era que con cada color de marcador, los chicos crearan un mundo. Luego, en una actividad posterior, tuvieron que recuperar el mundo imaginado y escribirlo. 




Todas esas creaciones dibujadas, creaban historias, creaban mundos para contar.  Le fuimos leyendo o contando lo que habían hecho. También fue muy interesante los aportes que Magdi fue haciendo. Del mundo de Franco, Magdi descubrió que había incluido globos como los de las historietas. Del mundo escrito de Iván, Magdi descubrió que habían diálogos de los personajes, porque a Iván le gusta mucho pensar escenas de teatro. Morena contó que a ella le interesaba escribir y que le gustaba hacerles dibujos a las letras. Entonces nos contó sobre las tipografías que se pueden usar de diferentes tipos en los libros, y que a veces con estas, también se pueden hacer ilustraciones. Micaela también mostró su ilustración y su historia, y descubrimos al personaje de ¨El hombre abstracto¨. 

Magdi nos contó cómo se hace un libro. Nos mostró una hoja con muchos dibujos de libros en formato pequeño, y nos dijo que así muchas veces le mandan de las editoriales para que ella elabore sus ilustraciones. 
Fuimos viendo las distintas etapas de elaboración de un poema que iba a estar en un manual. Los chicos descubrieron, con sorpresa, haber trabajado y usado ese manual en años anteriores. Era el poema de Elsa Bornemann, Se mató un tomate.  Fueron encontrando diferencias entre el boceto y el ya terminado. Y le sugirieron otro tipo de orden de las verduras dispuestas alrededor del poema.  

Al terminar de verlo, los chicos leyeron el poema. 



Uno de ellos le alcanzó ¨En la puntita de una hoja¨  (Del Naranjo). Y a la par que observaron de qué estaban hechas las ilustraciones, Iván preguntó qué era lo que le había pasado a la abuela. Y Magdi les preguntó qué les parecía a ellos. Morena dijo que la abuela había muerto. Iván pudo aceptar lo que en una primera lectura no había querido sentir tal vez... Y entonces Magdi les preguntó, qué había pasado con la nena. Y ellos dijeron que había aprendido a hacer los mates más dulces como los de la abuela. Y al hablar de la Gordiposa, en la que se convierte la abuela, Magdi les contó de una creencia antigua, en la que las almas al morir se transformaban en mariposas. Y entonces a Iván le gustó más esa idea, y dijo: ¡Qué lindo sería! 

Magdi nos trajo cajitas donde tenía las ilustraciones originales de algunos de sus libros. 

¡Daban muchas ganas de tocar! Y tocaron con cuidado porque se rompían, ya que es un material muy delicado. 







Luego de la observación minuciosa, les propuso si querían seguir charlando o si tenían ganas de ellos hacer una ilustración con plastilina. ¡¡¡Y a cuatro voces dijeron si!!!

Manos a la obra... 






Las obras terminadas
de 
Iván:


de Morena:




De Micaela 
(El osito, de El libro del Osito de Anthony Browne)



de Franco (le faltaba terminar)


Los padres llegaron a buscarlos y los chicos no querían dejar de crear.... 

¡Gracias Magdi por venirnos a visitar!






1 comentario:

  1. Hermosa actividad la que compartieron! Cuánta creatividad!

    ResponderEliminar